El PP acusa a Morales y Ramírez de convertir el Cabildo en altavoz y centro de operaciones del Frente Polisario

El Grupo Popular en el Cabildo de Gran Canaria ha vuelto a acusar hoy al presidente Antonio Morales y al consejero Carmelo Ramírez de convertir la Institución insular que representa a todos los grancanarios en altavoz político y centro de operaciones del Frente Polisario.

La denuncia del PP se produce tras la recepción que los dirigentes de NC ofrecieron ayer en la sede institucional del Cabildo de Gran Canaria al responsable de relaciones exteriores del Polisario ante la Minurso, Mhamed Jadad, y al abogado francés de esta organización, Gilles Devers.

No es la primera vez que representantes del Frente Polisario son recibidos por Morales y Ramírez en la sede de la Corporación insular. Ya en febrero de 2016 fue izada a las puertas del Cabildo la bandera saharaui bajo la presencia del ministro para Europa de la autodenominada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

En junio de 2017, Morales y Ramírez, acompañados de la también consejera insular de NC Inés Miranda, recibieron en la Casa Palacio al representante del Frente Polisario ante la ONU, el fallecido Bujari Ahmed, y a la activista Aminetu Haidar, quienes viajaron a Gran Canaria para ofrecer una conferencia en el Cabildo sobre la situación del Sáhara Occidental.

Pocos meses después, en mayo de 2018, Ramírez también protagonizó una rueda de prensa en la sede del Cabildo junto al ministro saharaui de las Zonas Ocupadas del Sáhara Occidental, Bachir Mustafá Sayed, para informar de “la situación del conflicto del Sáhara Occidental y la violación de los derechos humanos en los territorios ocupados por el Gobierno de Marruecos”.

El PP recuerda también las “vergonzosas” declaraciones de Ramírez en marzo del pasado año cuando acusó y amenazó a la aerolínea Binter por operar vuelos regulares a las ciudades de El Aaiun y Dajla, en el Sáhara Occidental, boicoteando con un “intolerable hostigamiento” la expansión de las empresas canarias en el exterior, además de ocasionar un “grave perjuicio a la imagen y la economía de Gran Canaria”.

En este sentido, el PP considera “una grave irresponsabilidad y una injerencia política inaceptable” que tanto Morales como Ramírez intenten arrogarse competencias en materia de Política Exterior que son del Gobierno de España, ejerciendo un papel de “pequeños jefecillos de Estado” para el que no fueron elegidos por los grancanarios.

El Grupo Popular asegura que el gobierno de NC, PSOE y los tránsfugas en el Cabildo de Gran Canaria “está más preocupado por defender los intereses políticos y económicos del Frente Polisario que en trabajar por el bienestar de todos los grancanarios, que debería ser su máxima preocupación y su principal prioridad.”

Crímenes contra la humanidad investigados por la Audiencia Nacional

Cabe subrayar que Mhamed Jadad es uno de los investigados desde 2012 en una causa abierta en la Audiencia Nacional a raíz de una querella de la Asociación Saharahui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadeh) y otras tres víctimas contra 28 miembros del Frente Polisario

Tanto es así que Asadeh ha pedido hoy al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que tome declaración como investigado a Mohamed Jadad aprovechando la vista de hoy al Cabildo de Gran Canaria, donde tiene previsto participar en un acto organizado por el gobierno insular con motivo del 43 aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharahui Democrática (RASD).

Por todo ello, el PP acusa a Morales y Ramírez de no respetar las resoluciones de la ONU, que proclama el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui a través de un referéndum, pero no la proclamación de una República que no existe, y entiende que “deben ser los propios saharauis quienes decidan su futuro y si quieren o no ser independientes”.