El PP exige que los homenajes a terroristas y el enaltecimiento del terrorismo no queden impunes

El GPP pide que se denuncien ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional y se garantice la memoria y la dignidad de las víctimas

El senador del GPP por Navarra, José Cruz Pérez Lapazarán, ha defendido una moción ante el pleno del Senado en la que reclama al Gobierno que, a través de las delegaciones de Gobierno, especialmente las del País Vasco y Navarra, se ponga en conocimiento de la Fiscalía de la Audiencia Nacional cualquier homenaje o acto de enaltecimiento a los terroristas, para el ejercicio de las acciones pertinentes por posible delito de enaltecimiento del terrorismo y/o humillación a las víctimas del terrorismo y de sus familias.

Asimismo, se pide que se realicen las modificaciones legislativas necesarias para impedir que la aplicación del artículo 578 del Código Penal sea efectiva y que los homenajes a los terroristas no  queden impunes y se garantice la memoria y la dignidad de las víctimas.

Además, la moción del GPP reclama el fortalecimiento de las políticas de reconocimiento y memoria y la difusión nacional e internacional del verdadero relato del terrorismo, y de forma muy especial del terrorismo de ETA en España.

Pérez Lapazarán ha señalado que el PP ha presentado esta moción “ante el incremento de homenajes en el País Vasco y Navarra a los terroristas etarras que salen de la cárcel sin ningún arrepentimiento y la doble humillación que suponen estos actos para las víctimas de ETA, y todo ello sin que se habiliten medidas para su prohibición”.

“Desde el Grupo Popular creemos que algo hay que hacer para evitar que se produzcan estos homenajes a esta nueva ETA, que no mata, pero que pretende ocupar de nuevo las calles”, ha afirmado.

Durante su intervención, el senador navarro ha indicado que el Observatorio de la Radicalización, realizado por COVITE, ha contabilizado en 2018, 196 actos de homenaje a terroristas, frente a los 63 detectados el año anterior. “Se han multiplicado por tres en un año, lo que pone de manifiesto la estrategia que persigue el entorno etarra al jalear a los etarras que vuelven a sus lugares de origen. Es decir, además de trasmitir un mensaje de apoyo, supone construir con falsas justificaciones un discurso de blanqueo de su actividad de quienes, durante más de 50 años, se han ejercitado como crueles asesinos de inocentes”, ha aseverado.

El senador del PP ha denunciado que “estos homenajes resultan indignantes y humillantes para las víctimas de ETA y para la propia sociedad española, que vuelven a sentir y revivir el drama que pasaron. Fueron humillados en el pasado, y en la actualidad se les vuelve a humillar, es decir, rehumillación por ver como se jalea a los asesinos”.

Pérez Lapazarán ha puesto de manifiesto que a pesar de la claridad del artículo 578 del Codigo Penal, que deja claro que este tipo de actos no deben quedar impunes ante la Ley, y de las numerosas denuncias presentadas que terminan siendo archivadas, los homenajes a etarras no dejan de sucederse con total impunidad.

“Con esta iniciativa, – ha afirmado – desde el PP queremos que se apliquen políticas de prevención de la radicalización, para que las nuevas generaciones no tomen como ejemplo a seguir a terroristas sanguinarios orgullosos de su pasado y para ello hay que modificar la legislación y tomar las medidas necesarias”.

MEMORIA Y DIGNIDAD DE LAS VÍCTIMAS

Por último, el senador del PP por Navarra ha asegurado que “con esta moción queremos garantizar la memoria y la dignidad de las víctimas, algo que debe ser una de las principales necesidades de cualquier democracia que haya sufrido la lacra del terrorismo, como la que ha sufrido la sociedad española”.

Pérez Lapazarán se ha dirigido a la tribuna, donde han estado presentes diferentes asociaciones de víctimas, para agradecerles su presencia y ha afirmado que “siempre estaremos con las víctimas y con la necesidad de deslegitimar a ETA, tanto en lo social, lo político y en lo cultural, ante una realidad como es el que su brazo político y social está divulgando un relato manipulado que justifica su actividad criminal y diluye sus responsabilidades para mantenerse en las instituciones”.